SICKESTUDIO.

SICKESTUDIO surgió como colectivo artístico en el año 2000 (originariamente grupo enfermo/arte enfermo) fundado por los artistas plásticos Emilio Subirá (Sevilla, Spain 1980) y Rafael Jurado (Córdoba,Spain 1980).
La producción de sickestudio comprende tanto la obra plástica de sus componentes
y la exposición de dicha obra de forma tanto colectiva como individual y difunsión
por internet, como la producción literaria en forma de libros, fanzines y catalogos
autoeditados bajo nuestro sello independiente TUMULTO vs QUIMERA.

En la actualizad y a través de esta página web, además de publicar nuestros contenidos y actividades, también intentamos ayudar a difundir la obra de artistas que son afines a nuestra manera de entender el arte a través de entrevistas o con la promoción de sus actividades.

El arte de SICKESTUDIO se declara filosofía plástica, y su función en este mundo no es más ni menos que esa. Declaramos al ser humano enfermo de su propia condición, flotando en el absurdo de la comprensión inalcanzable y abrazamos el arte como verdadera espiritualidad láica y como lenguaje puro surgido del yo más sincero.

Fundadores:

Emilio Subirá (artista plástico, sickemil@hotmail.com)
Rafael Jurado (artista plástico y músico, psickerafa@hotmail.com)

Webmaster y diseño web: Emilio subirá

Pagina SICKESTUDIO facebook

Emilio Subirá  (1980. Sevilla, España)

“El arte es esa cosa que da rodeos para hablar de la existencia. La expresión precaria de lo inexpresable. Cuando las palabras se quedan muy cortas, ahí es donde el arte entra o debería entrar en acción, con un lenguaje que hable a la intuición, que apele a lo profundo de la psique, a nuestra conciencia colectiva. Mi obra de esta manera pretende ser un psicoanálisis de lo particular a lo general y viceversa, basándome en mi percepción como filtro destilador de la realidad y de su ambigüedad característica. Mi trabajo trata así de representar las múltiples paradojas de la existencia a través de metáforas visuales; metáfora, el lenguaje de nuestra intuición. Es el subconsciente quien ha de recibir este mensaje.Estas imágenes, estas representaciones, visuales en este caso, aspiran a ser vehículos sobre los cuales perderse durante unos instantes ante su contemplación y meditar, dialogar con nosotros mismos, revisar nuestros convencionalismos, analizarnos como individuos, analizar las contradicciones de nuestra naturaleza desvinculándonos del yo y sus prejuicios, mirar al horizonte de lo ideal, al precipicio de la cotidianeidad, al caudal mutante del río sobre el que navegamos.Cada obra apuntala por lo tanto un pequeño aspecto de la condición humana, dejando constancia de él desde mi personal óptica de la situación, camuflada bajo un lenguaje de símbolos evocativos”. La subjetividad de la realidad de cada individuo, el desgaste de nuestra cultura, el culto a los falsos ídolos y a la mediocridad como nuevo valor al alza, la frivolidad imperante, la locura, la cordura, el Tao y el eterno fluir, el cambio constante, el carácter cíclico de la vida, el miedo como alimento del “dios”, el eterno tropezar con las mismas piedras, el sinsentido, el paso del tiempo, la evolución, etc. Estos son los temas que me obsesionan y sobre los que estoy construyendo mi obra.

Porque el absurdo rige a los seres de la razón, nuestra locura es legítima.

Rafael Jurado (1980. Córdoba, España) Viajo con mi familia, un puñado de pinceles viejos y cansados. Tengo una tarea, construyo espejos oscuros. soy decorador ambulante del vacio y mi jefe es el absurdo. El presente siempre es la peor época. La vida que nos toca es el deslice hacia la muerte en tobogán-majadero. el mundo, un cerebro enfermo con dos hemisferios: El derecho, los países ricos penden de la “dictadura-vanidad”. El izquierdo, los continentes pobres ametrallados por “tiranía-hambre y su caudillo corrupción”. Todos formando parte de todo en “maremoto-explosión-demográfica” encontrando alivio en “flotador-indiferencia” la droga exitosa de toda la vida. ¿Quién se salvará?. El cielo debe de ser un lugar muy solitario. Egoísmo, vanidad y vicio. El nexo común denominador. Un cordón umbilical para amarrar toda la humanidad. Si el arte debe ser el reflejo de su época, el espejo que os mostraré tiene que ser oscuro. Lo siento, mi jefe es el absurdo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s